Cree en grande.
CONMEBOL

Cree En Grande: La inspiradora historia de Augusto Delfino

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
Cree En Grande: La inspiradora historia de Augusto Delfino

El fútbol es un deporte de inclusión, una frase de cabecera y muy sincera, sino que lo cuente el propio Augusto Delfino, un joven brasileño con parálisis cerebral, que ante la adversidad se sobrepuso, recibiéndose de profesor de Educación Física y hoy persiguiendo su sueño de ser entrenador, cursando por la Licencia C de la CONMEBOL.

Guto Avaino, como le llaman sus amigos, tiene como motor de vida al fútbol, desde pequeño tenía una quimera, quería ser jugador, pero sabía de sus limitaciones físicas por parálisis cerebral, que se dio debido a un paro respiratorio durante el parto, afectando su sistema cognitivo y raciocinio, dificultando sus movimientos y habla.

Desde ese día, Guto luchó por sus sueños creyendo en grande y, gracias a su fuerza de voluntad y tenacidad, logró comunicarse usando la cabeza para digitar en un aparato. Es ahí donde el futbol le abrió otra puerta de esperanza y él lo supo aprovechar.

Fanático del club Avaí, Augusto Delfino tiene un blog con informaciones de su equipo preferido. Se graduó como profesor de Educación Física y hoy está cursando por obtener la Licencia C, dictado por la CBF y otorgada por la CONMEBOL, para ser entrenador profesional, demostrando que el fútbol no se limita solo en lo físico, sino también en lo mental.

El joven brasileño, oriundo de la ciudad de Santa Catarina, reconoce que la ayuda de sus padres, Marcos Delfino y Ruth de Delfino, fue fundamental para capitalizar sus anhelos dentro del deporte rey.

“La primera vez que lleve a Guto al estadio Ressacada, él se sintió triste, porque Avaí perdió. Ahí le expliqué que en la vida se pierde y se gana, Pero él me dijo: ‘Papá yo siempre quiero ganar’, y hoy lo está demostrando”, afirmó su papá Marcos Delfino.

Guto es un ejemplo de vida y demuestra la importancia de la inclusión y participación. Ha dado varias charlas motivacionales. También ha demostrado conocimiento táctico en el fútbol, su pasión y motor de vida, como él mismo lo define.

Delfino fue invitado a ser parte de la comisión técnica del equipo Pura Arte, en Palhoça, que competirá en la Copa Mundial Amateur en Río de Janeiro, entre el 29 de noviembre y 6 de diciembre de este año.

- Licencia C -

Para eso se prepara, para obtener la Licencia C de la CONMEBOL, que tiene una duración de 140 horas; 15h de educación a distancia (EAD), 80h de actividades presenciales, 30h de monitoreo y observación de capacitación y 15h de estudios y trabajos especiales.

El plan de estadio aborda la gestión deportiva, el marketing; comunicación y liderazgo. Elaboración de conocimiento sistematizado sobre la actividad profesional de un maestro de fútbol para niños y adolescentes, a través de la observación del desempeño docente y el ejercicio efectivo de las funciones de un maestro en las escuelas de fútbol. Estudios y trabajos especiales (post-curso).

La Licencia C es un requisito previo para participar en otros cursos, como el entrenamiento de atletas en categorías básicas (Licencia B) y entrenador de fútbol profesional (Licencia A). Después de la aprobación del trabajo, los estudiantes recibirán el certificado.

 

 

 

 

 

Cree En Grande - CONMEBOL.com

Fotos: Diario Santa Catarina